MINDFULNESS O CONCIENCIA PLENA EN LAS ORGANIZACIONES

 

_DSC0936.JPG

El amplio uso de “Mindfulness”, que se puede traducir en conciencia plena, en las organizaciones puede ser definido de acuerdo a uno de los más destacados investigadores del campo, Jon Kabat-Zinn[1] “enfocar la atención en una forma particular: en el momento presente y sin juzgar”.

El auge de este enfoque ha sido causado por los efectos perniciosos del estrés y, especialmente, del estrés laboral y de los efectos positivos del control del estrés con la meditación de conciencia plena.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido al estrés laboral como una epidemia mundial.  La especialista en Psicoterapia María Noel Anchorena explica qué es el estrés laboral; “estar bajo presión en el trabajo, responder a una serie de demandas excesivas, superposición de tareas (multi-tasking), hacer frente a las crisis internas y externas que amenazan al sistema, vivir con incertidumbre, dificultades en la comunicación,  presiones y exigencias impuestas y auto-impuestas”.

Cada día los neuro investigadores encuentran más evidencias de los efectos positivos de la meditación mindfulness en la salud de quienes la practican. En un estudio reciente de la Universidad Cornegie Mellon publicado en la revista Biological Psychiatry el 29 de enero, informan que los efectos neurobiológicos de practicar un enfoque consciente en el momento presente (mindfulness) “impacta circuitos cerebrales medibles mucho más que la saludable práctica de la pura relajación”, declaró el Dr. David Creswell, profesor de psicología en dicha universidad.  La meditación reduce la inflamación crónica producida por el estrés. Dicha inflamación está conectada a la activación desbocada  de la respuesta defensiva del sistema inmunológico, aún en la ausencia de infección o heridas y es considerada factor central en una serie de problemas de salud, incluyendo trastornos cardiovasculares, diabetes, artritis, accidentes cerebro-vasculares, depresión y el Alzheimer. Las imágenes por escáner  revelan  que la meditación incrementa la conectividad funcional entre dos áreas del cerebro que normalmente trabajan en oposición: el circuito del modo “por defecto” o automático (que está involucrado en la divagación mental y en la reflexión interna) y el circuito de la atención ejecutiva (clave en la atención, la planificación y la toma de decisiones). El grupo de personas de control, que practicó sólo relajación en el mismo período que duró el estudio, no mostró esos efectos saludables que se produjeron en el grupo que meditó.

[1] Kabat-Zinn, J. (1994). Wherever you go, there you are: Mindfulness meditation in everyday life. New York, NY: Hyperion.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s